Talleres abiertos

Talleres abiertos al público en general

armando es un lugar para detenerse a pensar y a reflexionar, para hacerse preguntas e intentar responderlas, para conocerse más y para escucharse, para profundizar en torno a lo vocacional y para dar sentido a lo que hacemos y a quienes somos. Por eso, en 2015 nos propusimos generar un espacio nuevo convocando a profesionales de diversos campos que tienen mucho para transmitir y compartir.

Los talleres abiertos tienen un cupo de 10 participantes con la intención de que el espacio permita el diálogo, la pregunta, la intimidad, la cercanía con el profesional que acerca la temática. Son espacios de conocimiento de uno mismo, de reflexión y de trabajo personal, NO clases expositivas. Nuestra intención es acercar al público en general temáticas actuales pero al mismo tiempo novedosas.

Para inscribirse escribir a info@orientacionarmando.com.ar

Conversaciones sobre "La Intuición" - Talleres de reflexión.

Coordina: Profesor y Actor Nacional Pablo Moseinco.

Meschonic. Poeta y lingüista que tradujo el Antiguo Testamento. Al traducirlo se encuentra con que el texto original era cantado. Al escribirlo, entonces, hay algo que se pierde, el ritmo, el tono. Eso no está en la escritura, no es posible leerlo. Más bien hay que escucharlo. ¿Y cómo escuchar un texto? Hugo Savino, escritor y traductor, a su vez, de Meschonic, sostiene que hay que ver con el oído.

Deleuze cita a Kafka, a propósito del concepto Rizoma: “Las cosas que se me ocurren no se me presentan por su raíz, sino por un punto cualquiera situado hacia el medio. Tratad, pues, de retenerlas, tratad de retener esa brizna de hierba que sólo empieza a crecer por la mitad del tallo, y no la soltéis. ¿Por qué es tan difícil? En realidad, ya es un problema de semiótica perceptiva. No es fácil percibir las cosas por el medio, ni por arriba ni por abajo, o viceversa, ni de izquierda a derecha, o viceversa: intentadlo y veréis cómo todo cambia.”

Bergson y la intuición. Hay un tiempo discreto, sostiene, segmentado, en oposición a la duración: un continuo que es el sustrato, un sostén de ese otro tiempo. Para moverse en el tiempo segmentado, tenemos a la inteligencia, necesariamente. Para registrar la duración, la intuición.

Pablo Moseinco

Profesor de Matemática y Actor Nacional. Diplomado en Gestión Educativa en FLACSO. Miembro del equipo de investigación de Silvia Duschatzky. Trabajó en dirección teatral y en clases de teatro. Los últimos años, casi de manera fortuita, retomó la actuación, tanto en cine como en comerciales y en teatro. Apasionado de Racing y del fútbol, deporte que sigue practicando con rendimientos dispares.